lunes, 22 de octubre de 2012

Puse te extraño tanto en el diario del espanto. 



Creo que eso funcionó demasiado, valió la pena haber llorado las veces que lloré por vos, haberte deseado tanto, pero tanto que no logró entender todavía cómo no me rendí y dí todo de mi para poder volver a abrazarte y sentirte como antes.
Qué lindo que es verte reír conmigo, bailar y juguetear a la vez y que nuestras risas se escuchen arriba de las canciones. 
Lo vales, y valió mucho el esfuerzo, nunca creí que iba a ser así, que ibamos a ser tan, tan, no sé, no tengo palabras la verdad, lo único que sé es que me haces feliz, y ver tu sonrisa me hace bien, porqué yo soy la causa de eso, y por eso amo tanto esos momentos a tu lado.


 










*Extrañaba que estes tan cerca mío, cuidándome, abrazándome, mirándome, riendote conmigo, dandome esos besos que me hacen irme a otro lado, y poder suspirar sabiendo que al fin podemos ser felices juntos, sin etiquetas, sin nada, sólo algo que nosotros dos siempre vamos a entender y que nadie más lo va a entender, nadie, eso era tan solo lo que te pedía, gracias ♥*








No hay comentarios:

Publicar un comentario